sábado , noviembre 25 2017
LO ÚLTIMO!

Y aquí llega el … “¿qué me llevo?” – Equipaje

Si no es fácil saber qué es lo que vas a necesitar en el próximo año de tu vida, pues imaginaros decidir qué meter en una mochila para el próximo año. ¿Qué voy a necesitar? ¿Me llevo esto o lo otro? Un montón de dudas empiezan a abarrotar la cabeza. Quieres llevarte un poco de todo para cualquier situación, además de objetos personales o recuerdos. Pero vamos a ponernos en situación; Bangkok a 38ºC y 70% de humedad ¿quieres cargar con todas esas cosas? ¡NO! Es sofocante y agotador. Hay que ser práctico, muy práctico. Lo siento mucho, pero me canso y sudo sólo de ver a la gente con esos macutos enormes a las espaldas caminando por la ciudad, más otra mochila delante, más el bolso en un lado y la riñonera, las botas colgantes, el saco de dormir enorme… ¡madre mía!

Por eso nosotros también vamos a seguir la filosofía de si necesitamos algo, será mejor comprarlo en el momento de necesidad y no ir cargando con ello todo el viaje. No nos hemos molestado en comprar ropa nueva, super técnica, especial para … Lo que había por casa es lo que hay.

A ver, si se necesitan unas zapatillas o una mochila pues habrá que comprarla nueva.

De esta manera, vamos a ver que factores hay que tener en cuenta a la hora de hacer el equipaje: la capacidad de la mochila, clima de los lugares a visitar, duración del viaje y condiciones en las que se vaya a viajar.

  • La Mochila: para nosotros un punto esencial del viaje. Nos costó relativamente poco escoger la mochila ya que teníamos claro que queríamos una que pudiese entrar como equipaje de mano y que fuese relativamente pequeña y cómoda. Tras probar sólo tres modelos nos decantamos por la “Vaude Wizard 30+4”. Es una mochila muy pequeña de 30L ampliables 4 más y fácil de encontrar tanto en tiendas especializadas como por internet. Parecerá una tontería, pero si te mentalizas de que todo tu equipaje tiene que entrar ahí, uno se da cuenta de que lleva muchas cosas por “el por si acaso”. Otra cosa que tuvimos en cuenta a la hora de elegir esta mochila fue la discreción, es decir, no pareces el típico mochilero como hemos mencionado anteriormente, podría pasar por una mochila de uso diario
  • El clima: ¿invierno o verano? ¿Playa o montaña? En nuestro caso estuvimos el primer mes en pleno invierno europeo por lo que había que llevarse más ropa de abrigo y calzado adecuado (nos llevamos una pequeña mochila extra de 14L que luego volvió a España) y el resto de las cosas mayoritariamente para clima cálido ya que los primeros meses iban a ser por países de Asia. Cuando lleguemos al invierno tenemos nuestro kit de primeros fríos (plumas y pantalón térmico)
  • Duración del viaje: no es lo mismo equipar una mochila para 2 semanas que para más de 1 año pero tampoco hay que obsesionarse con llevar de todo. Estamos seguros de que conforme vayan pasando los meses de viaje iremos renovando el vestuario así que no hay que cargar con cosas que igual vayas a utilizar (o no) o que tengas pensado utilizarlas dentro de 6 meses. Siempre existe la opción de llevar lo justo y necesario y si hay cosas que se rompen, desgastan o que simplemente necesitas en algún momento, ¿no será mejor comprarlas mientras estás de viaje? Así también tienes la oportunidad de descubrir el arte del “negociador” en Asia 😉
  • Condiciones de viaje: nosotros vamos ir en modo mochilero, no vamos a ir de resort (aunque si el precio y las condiciones lo permiten… no decimos que no!). Tenemos que movernos mucho y en todo tipo de medios de transporte, la mochila tiene que ser cómoda y no ser pesada. Muchas veces las camas no tienen sábanas o las que hay son de dudosa higiene así pues es mejor ir provisto de un saco sábana o un pareo grande para poder echarse uno encima

Algunas cosas del equipaje nos las hemos dividido para que cada uno no lleve por duplicado una cosa que sirva para los dos. Por lo tanto el resultado queda del siguiente modo:

  • Anna:

    • Sandalias para caminar y chanclas para ducha/playa
    • Zapatillas de trekking Salomon
    • 5/6 piezas de ropa interior
    • 5 camisetas
    • 5 pares de calcetines
    • 1 pantalón corto vaquero (se podría sustituir por uno corto mas ligero)
    • 1 pantalón largo fino
    • 1 pantalón vaquero
    • 2 bikini
    • Vestido ligero (no para salir, es para bajar cómoda a la playa)
    • 1 camiseta ligera manga larga y camiseta larga térmica
    • Pareo
    • Bolsa de tela (tipo para la compra)
    • Mochila pequeña tipo saco
    • Una depiladora eléctrica
  • Victor:

    • Zapatillas de trekking Merrell, sandalias y chanclas
    • 4 pares de calcetines
    • 1 pantalón desmontable
    • 4 camisetas
    • 1 bañador
    • 4 piezas de ropa interior
    • 1 camiseta de manga larga
    • 1 máquina de afeitar y rapar
  • Igual para los dos:

    • Toalla de secado rápido
    • Un saco sábana
    • 1 malla térmica
    • Chubasquero
    • Chaqueta plumas que se hacen saco
    • Guantes finos
    • Gafas de sol y gafas de ver (somos topos ¿qué pasa?)
    • Neceser (un poco de champú, jabón, desodorante, etc.)

Durante ese primer mes en Europa nos llevamos una mochila extra con ropa de abrigo (vaquero, polares, camisetas térmicas, botas, gorro, guantes y sudaderas). Todo ello volvió a España al final del recorrido europeo.

  • Medicamentos que nos hemos dividido en dos bolsas. Otro día ponemos todo lo que llevamos y para qué ya que es un mundo aparte!
  • Apartado tecnológico:
    • 1 Garmin Vivofit 2 que sirve como reloj y como contador de pasos (Anna perdió su Xiaomi Mi Band en Bangkok…)
    • Portátiles de 11/13′ y teléfonos móviles con sus correspondientes cargadores y cables (uno por persona)
    • Cámaras de fotos: Olympus TG-860 (es acuática, ocupa poco, sacar y disparar) y una Sony a6000 con filtros, trípode GorillaPod, disparador, kit de limpieza básico, varias baterías y memorias
    • Disco duro extraible de 1TB
    • 2 adaptadores de corriente para diferentes países
    • 1 regleta pequeña para 3 enchufes, muy útil!
    • 2 duplicadores de audio (para poder escuchar lo mismo dos personas a la vez) + 2 cascos de música
    • 2 candados
  • Otros:
    • Camping gas, sólo la parte de arriba, no la bombona. Nos costó un mundo en Islandia y no lo íbamos a dejar en casa cogiendo polvo!
    • Linterna pequeña
    • Cantimplora: una Laken Thermo de 750ml. Aunque sea un poco cara merece la pena ya que conserva muy bien el agua fría y te ahorra comprar cada dos por tres botellas pequeñas de agua fría
    • Navaja multiusos: teníamos una Leatherman Wingman con todo: abre latas, navajas, tijeras, hasta con una especie de alicate, y fue ese alicate el que no pasó como equipaje de mano ya que se considera herramienta y por tanto no puede ir en cabina. Nuestro gozo en un pozo pero para la próxima ya lo sabemos
    • Brújula
    • Libreta para tomar notas y bolígrafos
    • Tapones par los oídos: se usan y mucho, más de lo que uno se imagina
    • Fundas para pasaportes y documentos
    • Bolsas zip Dristore Loctop Bags sumergibles para meter documentos o aparatos electrónicos en casos de lluvia o mucha agua
    • Almohadas hinchables para el cuello, ideales para largos recorridos en avión o bus

Todo este listado ha entrado justito en la mochila pero lo importante es que vamos cómodos y no tenemos que facturar en los aviones. Incluso ya nos hemos deshecho de alguna prenda de ropa que nos sobraba o estaba rota ;).

Check Also

Espíritu viajero

Nosotros y el espíritu viajero, ¿de dónde viene el deseo de viajar? Cada uno puede …

1 comentario

  1. Que comentario más completo.Cómo volvió la mochila con cosas sobrantes a España? Ana, ten cuidado, el contador de pasos molaba. Cuantos km marca ya el contador de Víctor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*